Fotografía

Aparecer con confianza ante la cámara

Pocas veces puede alguien memorizar un guión y presentarlo de forma natural, así que voy a darte 7 tips para mejorar tus resultados ante la cámara. El primero siendo que mostrarse en formato video es como un músculo al que tienes que entrenar, a más lo haces, más fácil se vuelve.

2. ¿Qué es lo peor que puede pasar?

Te pones tan nerviosa al tener una cámara delante que tu cerebro primitivo te grita ¡No! ¡NO! ¡No lo hagas! La verdad es que nuestro cerebro primitivo es un mecanismo de supervivencia y no se da cuenta de que mostrarnos en video no supone ningún peligro. Entonces, ¿qué es lo peor que te puede pasar? ¿Te vas a morir? Seguramente no. Hay dos razones por las que no te muestras en video: miedo e inseguridad.

Miedo a lo que tu vecina o la otra mamá del cole va a decir de ti. Y la verdad es que van a decir de ti lo que quieran decir de ti, hasta el día en el que realmente se vean con un problema.

El día que realmente tengan la necesidad y la urgencia de encontrar una solución a su problema, les habrás dado tanto el coñazo por las redes que van a pensar en ti. Ah coño, igual eso de lo que me estaba hablando funciona, porque no se calla, sigue dale que dale con el aceitito, el masajito, la ropa sostenible y la importancia de tener un negocio en redes.

3. Crea un diario de videos

Coge el teléfono, selecciona la cámara ‘selfie’ y comienza a hablarle a la cámara de cualquier cosa. Cuéntale a tu cámara todos los días que tienes planeado hacer ese día o que has hecho durante ese día. No vas a compartir estos videos en ningún sitio, son para ti sola y la clave está en familiarizarte con hablarle a la cámara. Luego reprodúcelo y presta atención a gestos o movimientos que haces, a si sonríes o no sonríes, a si te tocas mucho el pelo, a si te falta o te sobra emoción y alegría, etc.

4. No te aprendas un guión

¿Cómo prepararse para empezar a grabar? Pocas veces puede alguien memorizar un guión y presentarlo de forma natural. Si necesitas un apoyo, apunta en tus notas palabras clave para guiarte, pero nunca un guión completo. Así evitarás presentar tu mensaje de forma robotizada y le darás un toque mucho más natural.

5. Sobre el espacio donde grabas

Si es posible, trata de grabar con luz natural y trata de que esa luz te de en la cara, no desde la espalda. Asegúrate también de que el fondo en el que estás grabado sea un fondo limpio y claro, nada desordenado o lleno de cosas que te distraigan a ti al grabar y a la persona que te siga, al verlo.

6. Conoce la cámara de tu teléfono

Cuando estás en modo ‘selfie’ y grabas un video, tendemos a mirarnos a nosotros mismo en la pantalla. Sin embargo la cámara está un poco más arriba, así que trata de mirar a la cámara cuando grabes un video. Si esto te cuesta, puedes pegar una pequeña pegatina al lado de la cámara para acordarte de mirar a la cámara y no a ti misma.

7. Háblale a la cámara como si le estuvieras hablando a un amigo

¿Ya tienes tu pegatina en la cámara? Ahora ponle un nombre. Imagina que le estás hablando a tu amiga Susana: ponle emoción, haz chistes, ríete tú sola del chiste en medio del video, tropieza con tus propias palabras y ¡sigue adelante!

La gente no lo quiere perfecto, la gente quiere sentir que están hablando contigo como si estuvieras delante de ellas.

No Comments

    Leave a Reply